¿Existe una Dieta Ideal para EII?

Dra. Fabiana Miele

Médica Especialista en Gastroenterología

Presidenta Fundeccu

fish-1101436_960_720 En este artículo queremos dar respuesta a un tema muy solicitado por ustedes, LA ALIMENTACION EN EII/IBD.Comer es un acto que genera placer y que tiene un lugar social muy importante y se torna más aun tratándose de una enfermedad que justamente se ubica al aparato digestivo. Entonces, como no tener tantas preguntas? Por eso el tema Dieta invoca dudas, miedos, frustración, angustia y desamparo.Al ser la EII/IBD una enfermedad que afecta el aparato digestivo es lógico pensar que existen con mucha frecuencia deficiencias nutricionales en las personas que la padecen. No siempre se verán por fuera, sino que se ven en forma de anemia, adelgazamiento, huesos descalcificados y en niños y adolescentes como retraso de crecimiento o del desarrollo puberal.La alimentación en EII/IBD es víctima de MITOS Y VERDADES!

Y muchas veces de manera folclórica, de paciente en paciente, se van pasando principalmente listas de alimentos a eliminar sin una base científica demostrada y esto lleva a mayores carencias nutricionales.

Los médicos no debemos desestimar la jerarquía que tiene la dieta en la vida de las personas con EII/IBD y los pacientes deben comprender que no siempre podemos darles LA RECETA IDEAL en el primer momento de la consulta y esperamos que al final de este artículo puedan entender el porqué. Por eso busquemos juntos el equilibrio en esta relación Médico – Paciente que nos une.

Es necesario que los médicos confesemos que en nuestra formación poco se nos prepara en Nutrición y debemos capacitarnos de manera especial para poder estar a la altura de la necesidad de las personas con EII/IBD.  Debemos informarnos más prolijamente para poder ayudarlos y debemos trabajar junto a los nutricionistas para acercar información a las personas que conviven con EII/IBD. No parece conveniente delegar al nutricionista esta tarea, debemos tomarla como parte del tratamiento y actuar de manera sinérgica con ellos.

Pero aunque los médicos nos encontremos informados, no es fácil responder a las preguntas sobre alimentación tal como las recibimos a diario. Ya que no hay una receta única, pero si sabemos que la dieta debe ser lo más amplia, libre y variada posible.

Cada uno de las personas con EII/IBD son seres absolutamente individuales, irreproducibles y únicos desde cualquier lugar que lo consideremos. No hay dos pacientes iguales porque difieren en su genética, su tipo de enfermedad, extensión, severidad, medio ambiente, flora intestinal, hábitos, enfermedades asociadas, requerimientos físicos, etc. Eso determina que NO HAY DOS PACIENTES IGUALES y eso explica porque se nos dificulta como médicos explicarles que NO HAY UNA DIETA, sino que debemos hacer NUESTRA PROPIA DIETA.

Es posible que algunos alimentos produzcan síntomas porque la digestión de ellos es más difícil.

Como regla general enfatizamos nuevamente que NO HAY UNA DIETA UNICA EN EII / IBD y cada persona deberá encontrar SU PROPIA DIETA, su dieta ideal.  Hay quienes solo modificarán un poco sus comidas diarias y otras mucho más.

Vamos a erradicar mitos o versiones desacertadas que se van transmitiendo de boca en boca muchas veces.

  • La dieta NO es la causa de padecer una EII/IBD.
  • Si no hay intolerancias alimentarias no hay motivo para restringir un alimento.
  • Si un alimento genera molestias debemos excluirlo.
  • Las exclusiones no deben ser rotundas ni permanentes, con el tiempo podemos volver a reintroducir en poca cantidad ese alimento y evaluar si hay tolerancia.
  • No hay ninguna comprobación científica suficiente de que ningún alimento esté relacionado en forma directa con el desencadenamiento de un brote en EII/IBD.images (17)

Hay que destacar que se debe ser muy cuidadoso al momento de iniciar dietas de exclusión. Esto significa que sacar inmediatamente el último alimento ingerido haciéndolo responsable de la intolerancia no es bueno. De este modo,  se correrá el riesgo de eliminar muchos más alimentos de los necesarios cayendo en una dieta monótona que producirá angustia, desinserción social y malnutrición.

Como ser razonables  en la restricción de los alimentos?

  • Sólo se deberán excluir aquellos que en forma repetida y persistente aumenten las molestias de las personas con EII/IBD.
  • Los consejos de otras personas con EII/IBD deben ser tenidas en cuenta, pero sabiendo que lo que a una persona le resulta favorable para otra puede no ser conveniente.
  • Escuchemos la experiencia de otros pacientes, pero hagamos nuestro propio aprendizaje.
  • Lleva tiempo conocer las propias intolerancias, pero vale la pena llegar a conocerse.

Conocerse…de eso se trata. Ir haciendo un aprendizaje personal con ensayos repetidos hasta estar seguros de que un determinado alimento no se lleva bien con nosotros. No sentenciemos a condena perpetua a un alimento, sino evaluémoslo profunda y minuciosamente hasta estar seguros que no nos hace bien y nos profundiza síntomas. Pero que síntomas?  DIARREA-GASES-HINCHAZON DE ABDOMEN-CONSTIPACION.

Ahora bien, nos encontramos examinando un elemento de la dieta que a horas de ingerirlo no nos ha caído bien. Atención! Antes de enviarlo a un exilio sin retorno es prudente volverlo a probar en días posteriores y verificar que reproduce los síntomas. Y quizás mucho tiempo después volver a darle una posibilidad. Mientras hacemos estas pruebas para CONOCERNOS… es vital considerar el momento en el cual estamos haciendo la evaluación en cuestión, ya que si estamos en remisión el resultado se ajusta a la realidad pero si estamos iniciando, cursando o saliendo de un brote pierde valor.

Hay un detalle que mucho comentamos en nuestro consultorio y es motivo de poner en la LISTA NEGRA a muchos alimentos que no tienen la culpa de ser causante de síntomas.

images (11)

Al iniciar la alimentación y la comida llegar al estómago se activa un mecanismo llamado REFLEJO GASTROCOLICO.  Es decir que el estómago le avisa  al intestino que se empiece a mover, que llega alimento y debe salir del letargo para apoyarlo en una nueva digestión que se inicia. Esto es independiente del tipo de alimento, puede ser líquido, solido, semisólido, proteínas, agua, etc. No importa que llegue al estómago pero el reflejo se desencadena.

Obviamente al aumentar los movimientos intestinales aparecerán rápidamente ruidos y probablemente cólicos que es un dolor producto de la contracción exagerada del intestino. Y también puede aparecer el deseo evacuatorio que nos ocasione salir corriendo para el baño.

Todo parece indicar que ese alimento no nos hizo bien, pero… fue ese alimento?

Diríamos que NO FUE ESE ALIMENTO. Ese alimento aún está en el estómago.

En las personas con EII/IBD tienen exacerbado o muy sensible estos Reflejos Gastrocólico y Defecatorio, por lo que es frecuente que corran al baño incluso mientras están comiendo. Esto reafirma que hay que ser cuidadoso y prolijo, controlar la ansiedad para no restringir comidas innecesariamente y dejar nuestra lista de permitidos demasiado y exageradamente pequeña.

Por todo esto… ¿Hay una dieta ideal en EII/IBD? 

Si, la dieta ideal en EII-IBD es la mia!!!