¿Cómo se produce la EII?

Dra. Fabiana Miele

Médica Especialista en Gastroenterología

Clínica Pasteur, Neuquén Argentina

Presidenta de Fundeccu

En la producción de la EII no hay un único agente causal conocido. Pero si se conocen mecanismos en extremo complejos que conducen a la lesión del aparato digestivo y que trataremos de explicar de manera simple.

En primer término, podemos decir que para tener una EII debe existir una Predisposición Genética que haga que esa persona adquiera la posibilidad de padecer EII.hyj

Los genes de las personas son como cadenas, que están formadas por la unión de unas estructuras químicas que llevan ADN, que podemos comparar con las cuentas de un collar de perlas. Si existe una mutación en una o más cuentas de ese collar, es decir si se muta o cambia una perla por una cuenta de oro, el gen ya no es el original. Este fenómeno conocido como mutación genética es lo que hace que esa persona sea susceptible a desencadenar una EII.

Si hasta aquí hemos comprendido, desafiamos un poco más su agudeza para decirle que no todas las personas tendrán igual mutación. Esto significa que la base de predisposición genética es tan variada como personas existen y es este el motivo por el cual no todos los individuos con EII son iguales y comparables entre sí. De este modo sabemos que cada paciente con EII es un desafío por ser único.

Predisposición Genética no es sinónimo de Enfermedad HEREDITARIA, si bien hay mayor posibilidad familiar.

Sin predisposición Genética no hay EII.

  • En Gemelos: si uno padece EII el otro 50% posibilidad.

  • Mellizos: si uno padece EII el otro 3-4% de posibilidad.

  • Padres con EII: posibilidad del 3-4%.

Ahora bien, sobre esta persona que tiene una predisposición genética actúa el Factor Ambiental e Inmunológico.

Dentro de los Factores Ambientales hay muchos propuestos pero ninguno comprobado absoluta y totalmente. Existe una mayor cantidad de casos de EII en países industrializados y eso alertó de que quizás, el factor ambiental podría ser necesario para que se produzca la EII. Entre ellos podemos mencionar:

Infecciones: se ha involucrado como causante al microorganismo que produce Tuberculosis, al virus del sarampión por ejemplo.

  • Falta de lactancia materna.

  • Ingesta de azucares refinados.

  • Conservantes, oxidantes y colorantes de los alimentos.

  • Escasa fibra en la dieta.

  • Exceso de higiene en los primeros años de vida.

Hasta aquí conocemos entonces, que una persona predispuesta genéticamente y con algún factor ambiental facilitador puede desencadenar una EII. Para ello, es necesario que se produzca una Respuesta Inmunológica Inadecuada que conducirá a la lesión del aparato digestivo finalmente.

¿Qué es el Sistema Inmunológico?

ijflio

El Sistema Inmunológico es el encargado de la defensa de nuestro cuerpo. Son sencillamente células de la sangre que también están en todos los tejidos de nuestro organismo (piel, tubo digestivo, articulaciones, etc.) llamadas Glóbulos Blancos, que se encargan de identificar cuando hay un elemento agresor, por ejemplo un virus. Cuando ese agente peligroso aparece, los glóbulos blancos liberan sustancias que permiten destruir esos elementos agresivos, llamadas sustancias inflamatorias, que tienen innumerables nombres y son esas mismas sustancias quienes atacan y destruyen el agente agresor.

¿Qué sucede cuando ese agente agresor es destruido por el sistema inmunológico?

Cuando el agresor es destruido algunos glóbulos blancos liberarán sustancias antinflamatorias que detienen el proceso y se frena esa actividad de defensa.

El sistema Inmunológico debe estar en perfecto y exquisito equilibrio, debe poder activarse y desactivarse adecuadamente y, debe saber reconocer los agentes que son verdaderamente enemigos y respetar todo aquello que no lo sea.

¿Qué sucede en el Sistema Inmunológico de las personas con EII?

juili

En la EII los glóbulos blancos se desprograman de su función, se confunden y pierden la capacidad de reconocer que respetar y que atacar.

En esta confusión se pierden dos cosas:

  1. Equilibrio Inflamación – Antinflamación

  2. Tolerancia Inmune.

 En la EII el Sistema Inmune pierde el equilibrio mencionado a favor de la Inflamación, de manera que las sustancias antiinflamatorias no son suficientes para poder detener el proceso de defensa llevando a una autoagresión, es decir tantas sustancias inflamatorias dirigen el ataque a los propios tejidos, en este caso el aparato digestivo, lastimándolo y no reconociéndolo como propio.

ggg

La Tolerancia Inmune es la capacidad que tienen estos glóbulos blancos que habitan en el espesor de la pared del tubo digestivo de ACEPTAR que en el interior de aparato digestivo existan elementos que no son propiamente nuestros, como por ejemplo las bacterias intestinales, llamada flora bacteriana, virus y otros microorganismos, que normalmente conviven con nosotros en armonía beneficiándose mutuamente.

En la EII esta condición se pierde y la sola presencia de estos elementos produce una liberación de más sustancias inflamatorias.

En resumen:

EN LA PRODUCCION DE LA EII DEBE EXISTIR UNA PREDISPOSICION GENETICA SOBRE LA CUAL ACTUAN FACTORES AMBIENTALES E INMUNOLÓGICOS.

La desprogramación de los Glóbulos Blancos conduce a una pérdida del equilibrio entre la inflamación y antinflamación. De esta manera la inflamación es excesiva, recordando que la misma es un mecanismo de defensa y produce destrucción de aquello hacia lo que está dirigido, generando lesión de la pared del tubo digestivo.